TRADICIONAL

la principal característica de este estilo son las líneas gruesas y firmes con colores bien definidos, así como también su poco o nulo uso de sombras y contorno negro o azul (en algunos casos).

La razón por la cual se utilizaban este tipo de trazos eran las herramientas rudimentarias de esa época que no permitían hacer el tipo de tatuajes que conocemos hoy en día, así que se prefería hacer algo simple que perdurara en el tiempo.

A su vez, también se dice que se mantenía el aspecto simple de dichos tatuajes porque los tatuadores carecían de experiencia para hacer obras más elaboradas.